Tras la reciente visita del presidente de la AFA Luis Segura ayer se cristalizó un viejo anhelo del futbol salteño: tener una plaza en el torneo de la B Nacional.
En ese sentido el Comité Ejecutivo analizó el petitorio de la Liga Salteña de Fútbol y con el fin de darle un toque más federal al segundo campeonato en importancia de la Argentina, resolvió otorgar a Salta una plaza en la B Nacional en 2015.
Al parecer Segura y compañía no podían entender como Salta con toda su infraestructura (léase estadio Padre Martearena) y su historial no tuviera presencia en un campeonato del nivel de la B Nacional.
Lo que no está determinado aún como se cubrirá dicha plaza teniendo en cuenta que el fútbol salteño cuenta con dos clubes, Juventud Antoniana y Gimnasia y Tiro en el torneo Federal A y otros cuatro clubes, Central Norte, Atlético Mitre, Camioneros y Pellegrini, en el torneo Federal B.
De todas maneras habrá que esperar la definición de este último torneo ya que tanto el cuervo, como el ciclón, tienen chances de ascender al Federal A. Si uno de estos dos equipos asciende es probable que se dispute un triangular entre santos, albos y el equipo que sube del Federal B para determinar el representante salteño en la B Nacional.
Salta no cuenta con un club en esta divisional desde el descenso de los antonianos en 2005. Los albos, cabe recordar, descendieron en el 2000.
Tal alternativa sería como un paliativo para el alicaído fútbol salteño toda vez que Juventud y Gimnasia decepcionaron en el último semestre de 2014 y si bien Central Norte y Mitre pasaron a la siguiente fase del Federal B cumplieron una discreta campaña. Lo de Camioneros y Pellegrini fue más pobre aún porque quedaron eliminados rápidamente.
De todas maneras los dirigentes de los clubes salteños recibieron con beneplácito la decisión de la AFA, porque esta alternativa le permitirá al fútbol salteño reinvindicarse a nivel nacional.
Y que la inocencia les valga...

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia