Una fiscal de la ciudad de Buenos Aires solicitó anoche retirar y llevarse las camisetas de tres jugadores de River Plate agredidos con gas pimienta para iniciar una contravención al club Boca Juniors.
Se trata de la Fiscal Valeria Lancman, quien entiende en la Unidad Sur. Mientras el partido había sido suspendido (y todavía no se había determinado si continuaba o no el juego), la funcionaria porteña ordenó a Policía Federal que se lleve tres camisetas de los futbolistas 'millonarios' agredidos.
En principio, la entidad de Núñez habría solicitado retener una de las casacas de los jugadores, argumentando que pretendían quedarse con un "testimonio" para que "no se tergiverse la cosa", tal como le contó a Télam una fuente riverplatense.
Los jugadores que sintieron fuertemente las agresiones son Leonel Vangioni, Leonardo Ponzio, Matías Kranevitter y Ramiro Funes Mori.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia