reverencia.jpg
Todos quieren tocar a Messi durante una práctica o en el medio de un partido. Durante la presente Copa América dos hinchas burlaron la seguridad del estadio y llegaron hasta La Pulga. El primero fue al final de la goleada de Argentina ante Panamá.
Embed
Esta vez pasó en Houston, antes del comienzo del segundo tiempo, un chico con la camiseta de la Selección llegó hasta Messi, se tiró al piso para hacerle una reverencia, lo abrazó y Leo le firmó la casaca, luego, claro, fue invitado a retirarse. Otra vez la Pulga se lució con una gesto de amabilidad y se dejó mimar.
Embed

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas



Comentá esta noticia