Katsumi Tamakoshi, un estudiante de secundaria de Nagoya (centro de Japón), batió el récord en el Estadio Olímpico Komazawa de Tokio este jueves durante el décimo aniversario de la celebración del día de los Guinness World Records. Tamakoshi supo de la disciplina de los 100 metros a cuatro patas a través de la televisión, y comenzó a practicarla seriamente hace año y medio, según revela el diario.
El joven declaró que le costó encontrar parques a los que no acudiera mucha gente, para que no lo consideraran un sujeto sospechoso al verlo practicar esta especialidad.
En otro evento organizado en el día de los Guinness World Records, un grupo de más de 750 estudiantes de la prefectura de Ibaraki (centro) establecieron un nuevo récord, el mayor número de aviones de papel hechos en cinco minutos, 4.880.
Estos nuevos récords coincidieron además con el sexagésimo aniversario de los Guinness World Records, que los periodistas deportivos Norris y Ross McWhirter comenzaron a registrar en 1954 bajo petición de Hugh Beaver, el entonces presidente de la firma de cerveza Guinness.
El primer libro Guinness de los récords se editó en 1955, y desde entonces ha vendido más de 132 millones de copias en más de 100 países.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia