La lucha de Atlético Chicoana por no descender y la obligación de ganar en la última fecha para forzar un desempate poco importan a estas alturas y pasaron a un segundo plano. Hoy todo el pueblo vallisto y el ambiente del fútbol salteño en general están en vilo por la salud del Andrés Miranda, el defensor de 23 años que hizo las inferiores en Gimnasia y Tiro y que en el presente Federal B defiende la camiseta del equipo chicoanense; que se encuentra internado y en estado crítico en un nosocomio jujeño a causa de un infortunio del juego.
Tras chocar fuertemente con un rival, el “Burra” Miranda sufrió un fuerte golpe a la altura del tórax el pasado viernes, durante el segundo tiempo del encuentro que el blanco igualó con el expreso periqueño en el Plinio Zabala. Hasta ese momento, nadie se imaginaba la desgracia que esto desencadenaría. Tras el choque (que además le produjo un golpe en la cabeza por el cual le realizaron tres puntos de sutura), Miranda continuó jugando normalmente, pero en el momento que el árbitro decretó el final del encuentro se desplomó en el suelo, por lo que fue atendido automáticamente y trasladado a un centro de salud de Perico. Al ser asistido, se comprobó que el Burra sufrió una fractura de costilla y, a su vez, la fuerza del golpe le ocasionó una afección renal, por lo que fue intervenido de urgencia en la capital jujeña. Si bien desde el nosocomio no precisaron muchos detalles sobre su evolución, la operación fue favorable, aunque su estado continua siendo crítico y seguirá internado en Jujuy. Está acompañado por su familia y por el titular del club.
Desde aquí, rogamos por la pronta recuperación de Andrés Miranda y por la fortaleza de su familia y sus seres queridos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia