El delantero de Quilmes Sergio Hipperdinger se tuvo que ir a vivir a la casa de un hincha luego de ser desalojado de su departamento por falta de pago, dado que el club le debe seis meses de sueldo.
El joven delantero, quien sigue siendo jugador del club, había alertado sobre su situación, dado que Quilmes le adeuda seis meses de sueldo. Durante los últimos meses Hipperdinger estuvo tratando de afrontar la situación financiera, e incluso algunos compañeros lo ayudaron económicamente. De hecho el plantel cervecero decidió no entrenarse, ni concentrar en las últimas fechas del pasado campeonato, ante la falta de pago.
“Estoy viviendo en casa de un hincha de Quilmes porque no tengo para pagar el alquiler. Hace 6 meses que Quilmes no nos paga y estoy esperando que se termine el contrato. Mi amigo que me aloja es como un padre”, confesó al programa Cómo Te Va por Radio AM1050.
El jugador, de 24 años, tiene aún seis meses más de contrato con el club bonaerense y es tan angustiante su situación económica que reconoció que al mediodía come en el club porque “no me alcanza para las dos comidas. La estoy pasando para la mierda y no puedo mandarle plata a mi mamá”, reconoció el jugador chaqueño.


¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial



Comentá esta noticia