Miles de argentinos se comprometieron en las redes sociales a participar este sábado del banderazo que, con epicentro en el Obelisco porteño, le pedirá al capitán de la Selección argentina, Lionel Messi, que revea su decisión de abandonar la camiseta albiceleste.
La convocatoria está formulada para las 18 y, al igual que en el Obelisco, la intención de los impulsores de la medida es que tenga su réplica en distintas ciudades icónicas de la Argentina.
Por ejemplo, en la ciudad de Salta está prevista a esa hora una marcha en la plaza 9 de Julio, en sintonía con la movida nacional.
En Rosario, su ciudad natal, la reunión se hará en el Monumento a la Bandera. Apenas Messi hizo pública su renuncia al seleccionado, minutos después de una nueva frustración en la final de la Copa América, miles de fanáticos se volcaron a las redes sociales para pedirle al rosarino que continúe y convocaron a un banderazo.
Así, a través de la creación de un evento en Facebook, denominado "Todos Al Obelisco. Messi No Se Va #NoTeVayasLio", empezó a multiplicarse la confirmación para participar en el cruce de las avenidas Corrientes y 9 de Julio, pese a que el pronóstico meteorológico anuncia frío y lluvia.
"Miren lo que logramos señores. Somos el único país capaz de criticar al mejor del mundo, y hoy, no tiene motivos para seguir vistiendo la camiseta de la Selección. Este sábado 2/7 a las 18 vamos todos al Obelisco para mostrarle nuestro afecto y nuestras ganas de que continúe vistiendo la camiseta de la Argentina. Vamos Messi no nos aflojes!!!", es la descripción que eligieron los organizadores para invitar a más de 200 mil amigos en Facebook.
Seguramente, hoy se verá una masiva muestra de apoyo a la Pulga, actualmente de vacaciones junto a su esposa, Antonella, y sus hijos Tiago y Mateo en Centroamérica.
Con el hashtag #NoTeVayasLio, fueron cientos de miles los que le pidieron desde redes sociales al crack argentino que desista de dar un paso al costado, luego de la frustración de haber perdido la tercera final consecutiva con la Selección, en la Copa América Centenario. La frustración en la Copa América de 2007, el Mundial de Brasil 2014, y las últimas dos ediciones de la Copa América frente a Chile empujaron a Messi a dar un paso al costado y dejar en el aire la frase: "Se ve que no es para mí".
Desde el presidente Mauricio Macri hasta miles de hinchas, claman por su regreso.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia