El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich , fue blanco de cargadas esta mañana por su condición de hincha de Boca Juniors, cuando un grupo de periodistas le recordó la derrota de su equipo, por 1 a 0 ante River por la semifinal de la Copa Sudamericana, antes de comenzar la habitual conferencia de prensa en la Casa Rosada.
"Hablemos de todo, menos de fútbol", abrió el paraguas el funcionario, con una sonrisa, al ingresar al Salón de los Pensadores del Bicentenario, y cuando el cronista de DyN (Diarios y Noticias) le preguntó con ironía si iba "a pedir que se investigue al juez Germán Delfino por el gol anulado a Emmanuel Gigliotti", respondió con una sonora carcajada.
"Empezamos temprano las cargadas hoy, qué bárbaro", prosiguió Capitanich, quien evitó felicitar a River por la victoria de anoche, algo que sí había hecho, por ejemplo, cuando San Lorenzo ganó la Copa Libertadores.
Al finalizar su encuentro con la prensa y antes de abandonar el salón, otro periodista, de Radio La Red, le consultó si tenía "algo que decir de Gigliotti", quien anoche falló un penal apenas comenzó el partido. El funcionario sólo manifestó, abatido: "¿Qué se puede decir?".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia