El “nuevo” Central Norte, el remodelado, el ultraofensivo, el de la grata impresión por su funcionamiento colectivo en la Copa Argentina, comenzó, de entrada nomás, a sentir y a padecer el rigor de la categoría más dura y sacrificada del fútbol de ascenso. Aquel rigor que ya supo padecer -¡y vaya si lo hizo!- el “viejo” Central Norte, aquel que sufrió, escupió tierra y no pudo conquistar su objetivo primordial en dos temporadas en la cuarta divisional.
A este Central, que siempre insinuó más, buscó con ahínco y merecía al fin y al cabo la victoria, le costó más de la cuenta y tuvo que sudar y despeinarse, como seguramente sucederá en todo el Federal B, con el difícil Mitre que, pese a no haber realizado incorporaciones rutilantes en cantidad, demostró que está dispuesto a dar pelea. El cuervo se impuso por 2 a 1 al ciclón casi en el último suspiro y se llevó un partido cerrado que pintaba para empate gracias a la genialidad final de Sergio Oga y a la frescura del pibe Enzo Vargas, que entró a diez minutos del final con destino de héroe y salvador de la noche, cuando el partido era chivo, muy chivo.
Los primeros quince minutos del pleito fueron pura paridad, intensidad y ambos asomaron con chances certeras, pero al local le costaba mucho acomodarse a una propuesta en la que se jugaba al error, con la cancha mojada por la torrencial lluvia que confabuló con el juego. Luego, el cuervo comenzó a soltarse, a insinuarse como firme pretendiente de la victoria e hizo un surco por el sector de Maxi Martínez, lo más vertical y punzante del azabache en los primeros 45 minutos.


El saludo protocolar de Central Norte y Mitre
Embed


El gol de Maxi Martínez, para el 1-0 de Central Norte sobre Mitre
Embed

El empate de Barrionuevo para Mitre
Embed

A los 23’, el cuervo comenzó a inquietar seriamente a Pegini agigantando al “uno” de la visita: primero le ahogó el grito de gol a Oga en un mano a mano y a los 37’ salvó con buenos reflejos tras un disparo de Fabricio Reyes. Central, hasta entonces, era el más claro en función de ataque pero, a su vez, padecía en la última línea, sobre todo en el sector de Leonardo Beterette. Sin embargo, con el gol de Maxi Martínez, tras una asistencia de Reyes y un remate cruzado del zurdo al segundo palo de Pegini (44’) el camino parecía allanársele al cuervo.
En el complemento Mitre mostró sus armas y con un Gustavo Barrionuevo más participativo, comenzó a complicar a Central, que comenzó a relajarse a medida que el ciclón lo acorralaba, sin claridad, pero con garra made in Albornoz. Y el premio llegó a los 27’, con un certero cabezazo del Mudo.
Pero en el final, el DT cuervo Marcelo Castro enderezó el timón con tres cambios de un solo tirón que refrescaron al equipo (ingresaron Grasso, Barbuio y Vargas). Y así llegó la victoria cuerva, con la frescura del canterano, para adueñarse de la “tapa” con su gol salvador, pero también con la magia oportuna de Oga, para hacer la pausa necesaria, elaborar artesanalmente la jugada del triunfo y asistir al pibe con su “guante”.
Fue una luchada victoria de Central, buena para arrancar en un torneo que se anuncia muy duro.

la síntesis

CENTRAL NORTE 2 MITRE 1

E. Medrán (5) M. Pegini (6)
L. Beterette (5) M. Aybar (5)
F. Turus (5) F. Girón (5)
N. Aguirre (5) M. Ártico (5)
E. Burruchaga (6) F. Ríos (5)
M. Bustos (5) W. Marín (5)
M. Fernández (5) M. Chiaraviglio (5)
M. Martínez (7) C. Huerta (5)
S. Oga (7) G. Barrionuevo (5)
F. Reyes (5) E. Torres (5)
M. Puntano (5) C. Alfaro (6)

DT: M. Castro DT: S. Albornoz

Goles: PT: 44’ Maximiliano Martínez (CN). ST: 27’ Gustavo Barrionuevo (M), 44’ Enzo Vargas (CN).

Cambios: ST: 21’ Humberto Esparza por Chiaraviglio (M), 30’ Pablo Verdugo por Torres (M), 34’ Renzo Grasso por Fernández, Matías Barbuio por Martínez y Enzo Vargas por Reyes (todos en CN), 43’ Jorge Pichotti por Barrionuevo (M).

Jornada: Primera fecha
Estadio: Padre Martearena
Árbitro: Gustavo Gómez (5)

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia