Él mismo sostuvo que las condiciones en las que se prepara "son inhumanas por el sacrificio que tenés que hacer", sin embargo practica con gusto y tuvo sus frutos, porque días atrás clasificó a su quinto Mundial de fisiculturismo (aunque este será su segundo, por cuestiones económicas). Se trata de Marcelo Sánchez (44), un deportista de alto nivel que el 18 de junio llegará al campeonato organizado por NABBA International en el norte de Brasil, más precisamente en Natal.
En diálogo con El Tribuno, Sánchez contó que el sábado 9 participó en el selectivo de AF.CA en Ensenada (Buenos Aires), donde terminó segundo, en la categoría Máster + 40, solo por detrás del bonaerense Carlos Torres. De todas maneras ambos clasificaron al Mundial, porque los jueces evaluaron sus condiciones en simetría, masa muscular y definición (marcación de musculos y estética).
Sin embargo el premio mundialista llegó debido a la constancia porque Sánchez entrena a diario desde hace un año, pese a que estuvo varios años parado por lesión.
"Me preparé con tiempo para tener un buen nivel en el selectivo de Ensenada y ahora solo debo mantenerme. Mi objetivo será buscar el Top 6. Ese logro para mí significaría muchísimo", contó.
Pese a estar en esta actividad desde los 16 años, no piensa en abandonarla y menos después del Mundial.
"Me voy a seguir preparando y tengo posibilidades de competir en otro campeonato del mundo en Nápoles, a fin de año. Vamos a ver, porque todo tengo que costearlo yo".
Respecto a la situación económica, el fisiculturista comentó que la preparación previa es muy costosa: "Tengo que gastar entre $15 mil y $20 mil por mes. Solo en comida necesito dos kilos de carne por día. Como 200 gramos cada dos horas. Es estar al límite, concentrarte mucho. No es para cualquiera esta competencia y así gane en Brasil, nadie paga nada, es 100% amateur", aseguró.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia