Los Topos, la Selección argentina de básquet para sordos e hipoacúsicos, se clasificaron a las Sordolimpiadas el miércoles pasado en Estados Unidos, tras obtener la medalla de plata en el preolímipo y menos de una semana después, cada integrante del plantel regresó a su ciudad natal.
Nicolás, de 21 años, y Andrés, de 27, arribaron a San Ramón de la Nueva Orán y recibieron una grata sorpresa al pisar su ciudad porque decenas de personas esperaban a los hermanos.
Los bomberos oranenses se encargaron de subirlos a la camioneta y llevarlos a pasear por las principales calles de la localidad, mientras los seguía una importe caravana de autos y motos.
Pese al intenso frío, los habitantes de la ciudad norteña salieron a recibirlos y ellos recibieron el calor de sus vecinos, quienes se sienten orgullosos de tener a dos olímpicos que visten la camiseta argentina y lucen orgullosos la bandera oranense.
El propio intendente Marcelo Lara y su hijo, el diputado Baltasar Lara Gros, le entregaron un reconocimiento y los nombraron embajadores del deporte.
La llegada de los Montero fue muy emotiva, especialmente cuando Nicolás y Andrés vieron al profesor Eduardo "Coco" Galeano, quien les enseñó el amor y los valores del deporte. Fue el profe "Coco" quien los llevó desde muy chicos al club Sirio Libanesa cuando pensar en la inclusión era una materia pendiente.
Familiares, amigos, compañeros conocidos y el resto de los oranenses se fundieron en un abrazo con los deportistas en la plaza San Martín, antes de que ayuda base (Nicolás) y el alero (Andrés), regresen a su casa después de una interminable gira.
Cabe recordar que los Montero, integrantes de Unión Orán en el Torneo Federal, son dos jugadores históricos en el seleccionado pese a sus cortas edades y de hecho el año pasado, representaron a la Argentina en el campeonato Mundial que se disputó en China, donde terminaron sextos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia