La tiradora georgiana Nino Salukvadze, de 47 años, quien se prepara para su octava participación olímpica, estará acompañada en esta ocasión por su hijo, el también tirador Tsotne Machavariani, quien con 18 años debutará como olímpico, por lo cual, por primera vez en la historia una madre y su hijo competirán juntos en unos Juegos Olímpicos.
Como si esto fuera poco, ambos se entrenan bajo las órdenes de Vakhtang Salukvadze, padre de Nino y abuelo de Tsotne.
Nino Salukvadze debutó como olímpica en Seúl 1988, con 19 años, en representación de la desmembrada Unión Soviética, cuando logró una medalla de oro en pistola 25 metros y una de plata en pistola de aire de 10 m.
Desde 1996, tras la desintegración de la URSS, Nino compite representando a Georgia, país del que fue abanderada en Londres 2012, mientras que en Beijing 2008 obtuvo la presea de bronce en pistola de aire de 10 metros.
"Estoy muy feliz por ser de nuevo representante de mi país en tiro, pero soy un millón de veces más feliz porque mi hijo también lo ha logrado", contó a la web oficial de Río 2016 la orgullosa madre, quien ya había compartido equipo con Tsotne en el Campeonato Europeo de Tiro, en 2015.
En esta edición de los Juegos, la delegación argentina vivirá una situación similar en el yachting, donde Santiago Lange, de 54 años, quien junto con Carlos "Camau" Espínola logró medallas de bronce en Atenas 2004 y Beijing 2008, compartirá la competencia con sus hijos Yago y Klaus, de 28 y 21 años, respectivamente.
Esta es la primera vez en la historia que una madre y su hijo compiten juntos en unos Juegos, según el historiador de las olimpiadas Bill Mallon, quien explicó que ya hubo casos de madre e hija participando en unos juegos -en golf- en París 1900 y en tiro con arco, en Londres 1908.
Padres e hijos han competido juntos en 56 ocasiones en diversos Juegos, mientras que padres e hijas han compartido la competencia 12 veces.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia