Racing Club , último campeón del fútbol argentino, venció anoche con autoridad a Vélez Sarsfield por 1 a 0 y se quedó con la Copa Ciudad de Mar del Plata 2015 , de la que también participó Boca Juniors y al cabo de en un entretenido partido en el que ambos conjuntos jugaron con equipos alternativos. El único tanto del partido, llevado a cabo en el estadio José María Minella de la ciudad balnearia, fue convertido por el defensor Pablo Alvarado, de cabeza, en el segundo tiempo.

Con la victoria, Racing se quedó con el festejo veraniego producto de dos triunfos, ya que en la primera presentación le había ganado a Boca por 4 a 1. Vélez había empatado con el conjunto xeneize 2 a 2.
El partido comenzó con polémica ya que en una rápido ataque de Racing Club, Facundo Castilón definió ante la salida de Alan Aguerre, la pelota traspuso la línea del arco y fue despejada por el juvenil Lautaro Giannetti pero claramente adentro, pero el tanto no fue convalidado por la terna arbitral, cuando se jugaba un minuto.

Este hecho marcó un poco el desarrollo, ya que Racing continuó con el dominio y creó peligro sobre el arco de Vélez, pero algunas contenciones de Aguerre y un claro penal no sancionado por el árbitro Saúl Laverni, luego de una mano en el área de Matías Pérez Acuña, le impidieron a la 'Academia' ponerse en ventaja.

Tanta insistencia tuvo su premio a los 29 minutos del primer tiempo, cuando tras un corner de Marcos Acuña desde la izquierda, Pablo Alvarado, quien regresaba luego de unos meses de inactividad por una lesión, con un certero cabezazo, estableció el merecido 1 a 0 para los conducidos por Diego Cocca.
Racing, si bien no puso a sus titulares en cancha, demostró que tiene más recambio que Vélez, que incluyó muchos juveniles y tuvo muchas imprecisiones y falta de ideas.
La parte final fue menos intensidad que la etapa inicial, porque Racing bajó sus pretensiones y Vélez careció de iniciativa para revertir la situación, especialmente después de la expulsión Matías Pérez Acuña por un golpe en la mitad de la cancha al volante de Racing Marcos Acuña.

La academia contó con el buen aporte de Brian Fernández, de Marcos Acuña y de Facundo Castillón, más el despliegue de Ezequiel Videla, el único titular que jugó desde el arranque.

Para Vélez fue sólo cumplir con el compromiso, ya que su entrenador Miguel Angel Russo prepara al equipo que el miércoles se medirá ante Boca por el partido que clasificará al ganador a la fase de grupos de la Copa Libertadores de América, a jugarse en mismo escenario del cotejo de anoche.

El encuentro sirvió además de despedida para el árbitro asistente Raúl Lobato (línea número 1), quién a los 48 años se retiró de la actividad, con más de 30 de trayectoria, por lo cual anoche recibió una plaqueta.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia