Desde las gradas de la tribuna principal de Universitario bajaba el mensaje en la previa: "Para ser campeón, hoy hay que ganar". Y los verdes cumplieron, porque ganaron 18 a 11 al Jockey en la penúltima fecha de la copa de plata por el Regional del NOA de rugby y dieron la vuelta olímpica.
Fue un partido friccionado, como los últimos duelos entre ambos equipos, y la ventaja estuvo a 7 minutos del final con un try abajo de los palos de Luciano Morosini que desató la locura en El Huaico, tras más de ocho años sin grandes logros para esa institución.
Desde el inicio, la U fue con todo a buscar el triunfo y a los 5' Martín Núñez marcó el primer try, pero no pudo lograr la conversión y dejó el parcial 5 a 0 para los verdes.
El Jockey, como en los recientes clásicos, apostó a la pegada de Santiago Larrieu, quien a los 10' descontó. Nuevamente con Núñez, a los 27', Universitario pasó al frente con un penal y solo dos minutos después llegó el try del empate para Ignacio López Fleming, pero Larrieu no pudo convertir y los locales lograron irse al descanso con tres puntos de ventaja porque a los 40 min Núñez no falló.

Embed

Embed

En el complemento el duelo de los salteños estuvo chato, hubo poco juego y, de hecho, recién Larrieu pudo empatarlo a los 18 min. La paridad, a esa altura, le sentaba mejor al Jockey que le aguaba la fiesta a su rival y quedaba con mínimas chances de ganar la copa en la tercera y última fecha de esta llave.
Sin embargo, la experiencia del apertura Diego González fue fundamental para el posterior festejo, porque robó un line-out y como un futbolista arrancó por izquierda llevando la ovalada con el pie. Luego generó el line a favor y se acercó a los palos, para después limpiarle la jugada a Núñez, que se la cedió a Morosini y este se llevó puesto a cuanto jugador albirrojo se le cruzó. En el forcejeo abajo de los palos, el estadio enmudeció, hasta que el árbitro Iñaki Barraguirre levantó su brazo señalando al cielo, para que vuelvan a rugir los más de mil fanáticos que acompañaron a los verdes.
Solo quedaban 7 minutos y Universitario tenía la copa bajo el brazo. Ese fue el tramo, desesperación incluida, en que el Jockey más intentó llegar al try, pero los forwards bloquearon los accesos y recuperaron la pelota segundos después del sonido de la chicharra. La ovalada voló a la tribuna y hubo invasión en el campo de juego en el esperado festejo de la U en su nuevo predio de El Huaico.
Antes de dar la vuelta olímpica, zambullida, cantos y prolongados brindis en el tercer tiempo, en un gran acto de respeto, los jugadores de Uni Rugby se reunieron en la mitad del campo de juego con los de la rotonda de Limache e hicieron la tradicional hurra por ambas instituciones.
Después sí, jugadores, integrantes del cuerpo técnico, hinchas y dirigentes celebraron una copa que se tiñó de verde y plateado, más el quinto puesto de la general.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia