Gimnasia y Tiro vuelve a creer, a ilusionarse y a convencerse de que aún la lucha por la segunda plaza de ascenso puede ser posible, por más sinuoso y empinado que sea el camino. Y mientras tenga más tardes inspiradas como la de ayer -en su victoria por 2 a 0 de visitante ante San Martín en la Ciudadela-, mientras recupere de una vez la confianza y el convencimiento pleno de sus capacidades individuales y colectivas, ese objetivo puede ser concreto y palpable. Mientras el juego no vuelva a apagarse y la irregularidad no sobrevuele como un fantasma, como sucedió en los tres partidos anteriores, entonces la lucha del albo puede recuperar el sentido. El equipo de José María Bianco se aprovechó de un quebrado San Martín en su propia casa con una victoria inapelable. Y lo hizo con un hombre menos desde los 37' de la primera etapa, cuando Ezequiel Saavedra vio la roja por una durísima infracción a un rival cuando el pleito aún estaba abierto (1-0 parcial). Gimnasia, con un Motta más adelantado y mostrando todo su potencial, recuperó su sonrisa y su fútbol. Asumió el rol protagónico desde el inicio y a los 17', tras una excelente jugada colectiva con más de diez toques, Núñez bajó el balón de espaldas al arco con categoría para Motta, quien infló la red con un tremendo zapatazo de derecha. Era el 1 a 0. El albo encontró mayor soltura y juego asociado con el resultado a su favor y sacó tajada de cada gesto impotente y grueso error defensivo del rival, que a esas alturas ya había perdido la brújula. Y tras la roja a Saavedra, el albo, con inferioridad numérica y superioridad de argumentos, fue por más. Y marcó el segundo antes del descanso a través de Núñez, quien dos minutos antes había desperdiciado un mano a mano: un pase en profundidad de Ocaño para el Nivi, quien a la carrera eludió al arquero y definió con el arco vacío, con clase de goleador, como en su mejor época.
En el complemento y hasta la suspensión (ver aparte), el ciruja no esbozó reacción y el albo no renunció a su protagonismo y convicción; incluso estuvo muy cerca de sellar la goleada ante las bondades del local.


Mirá el golazo de Motta, para el 1 a 0 de Gimnasia ante San Martín en la Ciudadela
Embed

Golazo de Núñez para el 2-0: se sacó de encima al arquero y definió con sutileza
Embed


Graves incidentes

La nota negra de la tarde la dieron los hinchas tucumanos, quienes tiraron bombas y proyectiles al campo de juego durante todo el partido y que en los minutos finales rompieron el alambrado y destrozaron butacas, intentando invadir el campo de juego y agredir a los jugadores. El juez Francisco Acosta tomó la decisión de suspender el encuentro cuando la cosa no daba para más. Los jugadores del albo tuvieron que meterse rápidamente al vestuario para resguardar su integridad física cuando ni la Policía tucumana daba garantías. Por el contrario, observaba pasivamente cómo los inadaptados rompían el alambrado, en medio de un clima de extrema tensión.
Habida cuenta de los antecedentes, el Consejo Federal seguramente tomará cartas en el asunto para castigar con todo el rigor de la ley a San Martín, por culpa de los estúpidos.


la síntesis

San Martín 0: Juan Carrera; Ángel Viotti, César Albornoz, Matías Villavicencio y Brian Resch; César Abregú, Germán Riera, Lucas Chacana y Diego Bucci; Gonzalo Rodríguez e Iván Agudiak. DT: Sebastián Pena.

Gimnasia y Tiro 2: Darío Sand; Facundo Vega, Mauricio Ocaño, Federico Rodríguez y Elías Bazzi; Fausto Apaza, Ezequiel Saavedra, Daniel Ramasco y Rubén Villarreal; Pablo Motta; Diego Núñez. DT: José María Bianco.

Goles: PT: 17' Pablo Motta (GyT), 44' Diego Núñez (GyT).

Cambios: PT: 39’ Marcelo Castellano por Viotti (SM). ST: Inicio; Brian Uribe por Resch (SM), 17’ Jesús Soraire por Abregú (SM), 20’ Denis Caputo por Villarreal (GyT), 22’ Diego Bielkiewicz por Núñez (GyT).

Incidencias: PT: 37' Expulsado Ezequiel Saavedra (GyT), por juego brusco.

*** Partido suspendido por incidentes a los 38' del ST por incidentes graves de los hinchas de San Martín que pusieron en riesgo la integridad de los protagonistas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia