Eduardo Vicedo, uno de los fundadores de Vallistos Rugby Club, no mintió cuando aseguró a El Tribuno que deben ser el único conjunto del mundo en tener la particularidad de su historia, porque 15 años después de su fundación, resurgieron en agosto, luego de más de 10 años de inactividad, y su fin va más allá de los logros deportivos que puedan tener.
"Pretendemos ser una institución que se aboque a lo educativo porque en Rosario de Lerma (donde se fundó), hay mucha gente analfabeta", afirmó el jugador.
El sueño de Vallistos no es llegar a jugar un torneo Regional del NOA ni menos disputar el Nacional de clubes y si alguno de sus miembros llegara a jugar en Los Pumas, bienvenido sea. La ilusión pasa por otro lado: tener una casa propia donde puedan construir además de una escuela, un merendero y por supuesto una cancha donde puedan jugar.
"Nuestro caso es particular y diferente a cualquier club. Tenemos camisetas y pantalones donados. Entre nuestros jugadores hay algunos muy humildes que ni siquiera conocían Salta capital (situada a 35 kilómetros)", remarcó.
Como se mencionó anteriormente, otra de las particularidades de Vallistos es que se volvieron a juntar después de 10 años y a 15 de su fundación, pero tiene una explicación.
"Teníamos chicos en M-15 y de hecho muchos jugaron contra el Jockey Club del Chipi (Juan Figallo). Pero llegamos hasta M-18 y muchos tuvieron que abandonar el equipo por estudios. Hoy volvieron algunos de esos jóvenes que ya son médicos, kinesiólogos y uno a una materia de recibirse de bioquímico. Yo también tuve que abandonar Salta e irme a trabajar al sur", comentó Vicedo.
El equipo entrena en la curtiembre de la localidad, pero con mucho esfuerzo y sacrificio lograron tener nuevos jugadores y los números no mienten. Es el conjunto con más jugadoras (27 chicas) afiliadas a la URS. Además tienen 26 integrantes del plantel M-15 y otros 36 en el plantel superior. Como extra, tienen 15 chicos en infantiles.
La promesa de las autoridades sobre un terreno propio es lo único (y lo más importante) que les falta para comenzar a construir el gran sueño que tienen.
"Queremos darle algo a la comunidad ya que a través del rugby logramos unir el pueblo de Rosario de Lerma", finalizó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia