El jugador xeneize no aguantó la fuerte entrada de Vangioni, que por dicha acción se ganó una amarilla. El Burrito ya arrastraba una molestia en la zona y en media hora del superclásico tuvo que pedir el cambio.

Embed

El cuerpo técnico de Boca espera que no sea nada grave y pueda estar disponible para la revancha que se jugará el próximo jueves, en el Monumental.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia