No se explica con palabras. Y realmente es así. Cristian Vaca tiene 14 años, juega con la número 8 en la séptima de Central Norte y no pudo describir lo que sintió al convertir el único gol del partido.
“No hay nada que se compare, es lo mejor hacer un gol con esta camiseta y encima en un clásico; soy hincha desde chiquito”, contó Cristian casi entre lágrimas al finalizar el partido. “No sé cómo lo vivo; pero es hermoso esto”, agregó el pequeño jugador.
Cristian va a la escuela Scalabrini Ortiz, es de Villa Primavera y tiene un solo sueño: “Llegar a la primera de Central Norte. Yo de acá no me muevo”, aseguró Vaca.
Esta victoria de Central Norte en la séptima división le sirvió para colocarse como único líder en esta categoría; hasta ahora Juventud venía siendo puntero.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia