El errático comienzo de Gimnasia y Tiro en el torneo dejó preocupados a sus hinchas. No se puede soslayar que se trata solo del comienzo y no hay que olvidarse que es el inicio de una competencia maratónica que tendrá nada menos que 20 fechas en su instancia regular ante cuatro rivales que se repetirán en forma sistemática y que recién se llevan disputadas dos jornadas. También es cierto que el camino que conduce a la búsqueda de un equipo afianzado requiere su tiempo, pese a lo extenso que pudo haber sido el proceso precompetitivo, en este caso tanto para Gimnasia como para el resto de los equipos del Federal A. Y no es menos cierto que el aplomo y la convicción de los dirigentes, los jugadores y el cuerpo técnico no se mueven al mismo ritmo que la paciencia de sus seguidores, que de movida quieren resultados. Si bien el albo no ligó ni en el clásico (derrota) ni en la visita a Altos Hornos Zapla (empate luego de ir ganando 2-0), también dejó ver la falta de respuestas en momentos potencialmente favorables en cada uno de los partidos jugados, especialmente en los segundos tiempos. Más allá de eso, el panorama no es apocalíptico ni mucho menos. Tiempo, material y nombres hay como para remontar este primer paso en falso y la oportunidad será el domingo, cuando el conjunto del Chaucha reciba a San Jorge de Tucumán, a las 16.30, en el Gigante del Norte, por la tercera fecha. Con la obligación de ganar en casa y la necesidad imperiosa de achicar la diferencia con el líder Juventud Antoniana, aprovechando que tendrá fecha libre, dos serán las modificaciones que implementará el orientador del albo con relación a los titulares que se les escapó la victoria en Jujuy. Bianco decidió que sea Fernando Labaké el que deje su lugar en la zaga central para el regreso de Facundo Vega, que se recuperó de un desgarro y vuelve al once inicial, y mantener a Matías Villavicencio. Por su parte, optó por Daniel Carrasco para reemplazar al expulsado Ezequiel Saavedra en el mediocampo. El resto del equipo para recibir al expreso tucumano no se tocará, y Juan Martín Amieva conservará su lugar en ataque junto a Luis Silba, de acuerdo a lo plasmado en la práctica vespertina de ayer en el club de la Vicente López. Sin embargo, como alternativa, les dio minutos de fútbol en el primer equipo a Daniel Ramasco en la zona de volantes y al mendocino en la delantera.
Con pocos cambios, Gimnasia quiere comenzar a reivindicarse en su casa y ante su gente.

Con presencia femenina
María Soledad Ríos será uno de los asistentes del árbitro chaqueño Guillermo Adrián González, oriundo de Resistencia, quien dirigirá el encuentro del domingo entre Gimnasia y San Jorge, a las 16.30, en el Gigante. El otro juez de línea será Hernán Vallejos. También por la zona 5, el santiagueño Francisco Acosta dirigirá Concepción - Zapla, el domingo a las 16.



¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia