Todo estaba encaminado para que Santiago Vergini se convirtiera esta tarde en la cuarta incorporación de Boca, pero luego de someterse a los tradicionales estudios médicos de rigor encontraron residuos de una vieja lesión en el talón derecho que encendió la luz de alerta y frenó por algunas horas la negociación. El pase quedó stand by y los directivos evalúan los pasos a seguir.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia