El presidente de Estudiantes de La Plata, Juan Sebastián Verón, presentó hoy, dos meses y dos días después de su asunción, un crudo informe de la situación económica-financiera en que se encuentra el club, que arroja un déficit de 266 millones de pesos de pasivo al pasado 30 de septiembre, con un monto de 86 millones a pagar al 30 de junio del 2015.
Verón pidió disculpas por el silencio de este tiempo, pero remarcó que "queríamos informar bien, no cometer errores y saber dónde estábamos parados. Esto es lo que encontramos, no se inventó nada, no queremos hacer quedar mal a nadie, pero es la realidad y conspira con la planificación que teníamos".
"Queremos un club prolijo, ordenado y hoy no lo tenemos. Debemos parar esta inercia y poder gestionar como queremos y pensamos, pero nos llevará más tiempo de lo previsto. Somos optimistas y lo vamos a revertir", afirmó.
"Queremos un club prolijo, ordenado y hoy no lo tenemos. Debemos parar esta inercia y poder gestionar como queremos y pensamos, pero nos llevará más tiempo de lo previsto. Somos optimistas y lo vamos a revertir", afirmó. El presidente del Pincha amplió su análisis y aseguró que "nuestra meta es que la próxima gestión no se si tendrá un club saneado, pero si una institución más ordenada y con una base más sólida. No me gusta verlo así, pero trabajamos y pensamos cada día para tener un club mejor".
La "Brujita" también opinó que "estoy triste, no se si decepcionado, porque yo se lo dije a Quique (Lombardi), que hizo una mala administración, una mala gestión y llevó al club a esto. No podemos mal vender, tenemos que defender nuestro patrimonio y poner de pie a Estudiantes, porque hoy no estamos funcionando o se lo hace como se puede y no como se quiere, y eso me pone mal".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia