Juan Sebastián Verón, presidente de Estudiantes de La Plata, se transformó este mediodía formalmente en jugador del club, ya que firmó un contrato que lo liga a la institución por 18 meses y percibirá el monto mínimo que estipula el estatuto profesional y el dinero será donado a las actividades amateur del club.
Verón estará en condiciones de jugar tanto el torneo local como la Copa Libertadores y cubre el cupo extra que se abrió por la lesión de Juan Ignacio Cavallaro.
Por cumplir una función dirigencial no puede percibir dinero de la propia institución y, por tal motivo, el monto que fija el contrato, que legalmente hay que firmarlo, será donado a diversas disciplinas.
El hoy presidente-jugador anunció su vuelta al fútbol como una promesa que si se vendían el 65 por ciento de los palcos del nuevo estadio se anotaba para jugar la Copa Libertadores de América y desde ese momento comenzó a entrenar y, si bien ese objetivo aún no se cumplió, la Brujita igualmente decidió volver, en lo que representará su segundo regreso tras el primer retiro.
La camiseta número 11 volverá a saltar a la cancha y al mismo tiempo cumplirá el último año de mandato que los socios le dieron para ocupar la presidencia. En Estudiantes habrá elecciones en octubre del año que está por comenzar.
De esta manera, Verón se suma a la lista de refuerzos que encabezó Sebastián Dubarbier y ahora habrá que aguardar el desarrollo del mercado, con las posibles salidas de Augusto Solari y Carlos Auzqui, para definir el puesto a cubrir de acuerdo a las necesidades que marque el entrenador Nelson David Vivas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia