Los malos resultaron en el arranque de la B Nacional desencadenaron la salida de Víctor Alfredo Riggio como entrenador de Central Córdoba de Santiago del Estero.
Después de tres días sin hacer declaraciones, el entrenador tuvo una charla con Noticiero 7 y contó la situación. "Pasaron muchas cosas, pero lo más importante es que todo va a estar mejor, estoy convencido".
En tanto, agregó: "Creo que nos afectó el estar mucho tiempo afuera del sistema. También el hecho de la preparación del equipo, pero no tiene uno la culpa, nos vimos imposibilitados, no como otros equipos que la hicieron con facilidad. La prueba es que el equipo en los últimos partidos hizo mejor las cosas, no perdimos por jugar mal, recibimos goles que no pertenecen al juego, cuando uno ve estas cosas dice: No estamos recibiendo esa ayuda del juego. Y es el momento de dar un paso al costado, sobre todo para que se pueda conservar eso por lo que tanto se luchó el año pasado", expresó el DT salteño

"Yo creo que la situación iba a mejorar, pero ya no podía forzar y comprometer a los dirigentes que estuvieron comprometidos conmigo y los jugadores. Por eso me voy. Con el enorme dolor de algo de lo que me sentía muy perteneciente. El que se sabe ir, sabe volver", comentó.
Mientras, hizo hincapié en el sentimiento por el club. "Tengo mucha fe. La recuperación va a ser una alegría enorme para mí. Me voy muy agradecido. Con un gran sentimiento por Central Córdoba y por el hincha".
Por último dejó su agradecimiento. "Quiero darle un enorme agradecimiento a Bernardo Abruzzese que me trajo, a los dirigentes que me bancaron, y en especial a Pancho Pece, el único presidente distinguido que conozco, fue mi amigo, me bancó todos los días y me acompañó. Fue excepcional. Y un detalle: Nunca conocí a un presidente que se meta tan poco en la parte futbolística y deje trabajar tranquilo".

Fuente: Mundo Ascenso

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia