Hinchas de Bella Vista invadieron el campo de juego tras la victoria agónica de su equipo por 3-2 en la final de la Liga del Sur pero en vez de abrazar y alzar a sus jugadores, increparon a los de Tiro Federal y convirtieron los festejos en una batalla campal, que terminó con la triste imagen de los futbolistas visitantes escapándose por un hueco del alambrado.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia