El neuquino Matías Vidondo, a solo tres materias de recibirse de médico, combatirá hoy por el título pesado interino AMB ante el cubano Luis Ortiz en el nuevo Madison Square Garden de Nueva York.
A los 38 años, y a un paso de obtener otro título, pero en la Universidad Nacional de Rosario, Vidondo está ante la chance más importante de su peregrinaje deportivo, pero tendrá la dura tarea de ganarle al cubano.
Con el objetivo de convertirse en el primer sudamericano campeón del mundo en la máxima categoría, el futuro médico asegura estar en un gran momento.
La pelea será el semifondo del combate entre el kazako Gennady Golovkin y el canadiense David Lemieux (televisará Space).
"Esta oportunidad justifica que haya dejado stand by la carrera de medicina. Muchos no lo entienden, pero lo que más deseo hoy es la gloria deportiva; después retomaré mis estudios. Me tengo una confianza ciega para derrotar a Ortiz y hacer historia", comentó Vidondo a la prensa.

Casi por casualidad

Matías comenzó a boxear casi por casualidad, a los 28 años. El deportista recordó que comenzó a entrenar por recomendación y en tiempos difíciles.
"Arranque por una incipiente obesidad -tenía colesterol alto-", en los que ser traumatólogo era su objetivo.
Sin embargo, recién a los 33 años se animó a sacar la licencia de profesional.
"Siempre tenía la pasión por el boxeo, pero mis viejos nunca me habían dejado pelear por los preconceptos y porque es un deporte duro. Pero cuando me vine a Rosario, arranqué".
Vidondo posee un récord de 20 triunfos (18 por KO), una derrota y es campeón argentino desde 2013.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia