A diferencia de muchos competidores, Federico "Coyote" Villagra tiene muy buenos recuerdos de su paso por Bolivia en el Rally Dakar y, de hecho, el año pasado llegó a Uyuni encabezando la general de camiones. Esta vez, si bien marchaba tercero en la previa de la etapa 4, fue relegado y terminó quinto, pero el balance fue más que positivo, teniendo en cuenta que Bolivia comienza a complicar a la mayoría de los competidores.
El cordobés habló con El Tribuno y dijo: "No conocía esta etapa de Bolivia, sabía que por lo que decían todos, iba a estar duro y así fue".
Sin embargo, el Coyote tiene un pensamiento general de todo el paso del Dakar por Bolivia, y afirmó que en los próximos días "habrá que tratar de hacer lo mejor posible para salir de Bolvia sin romper nada".
El piloto argentino, que es un claro candidato a quedarse con el título o al menos ser parte del podio el 14 en Capital Federal, dijo: "La clave está en estar entre los cinco primeros todos los días. Creo que de esa forma te llevan adelante la carrera".
Desde hace varias etapas, la categoría de Villagra llega al campamento prácticamente de noche y tiene escaso tiempo para diagramar el tramo siguiente. En el caso de Tupiza, en la previa, contó: "No sé si llegaré tarde, pero si hay que llegar tarde lo haré sin problemas". Finalmente llegó pasadas las 18 de Argentina, 17 de Bolivia.
"Cada día tiene sus complicaciones. En la tercera etapa suponíamos en la previa que iba a ser tranquilo y no, tuve 80 kilómetros que pensamos que fueron durisímos. En Tupiza fue igual y seguramente lo será en Oruro, La Paz y Uyuni", añadió.
Tras el primero de sus tres pasos por nuestra provincia en la jornada del martes, Villagra se mostró muy conforme y dijo: "La etapa de Salta fue muy buena, hicimos un paso muy prolijo, tanto en el primer sector como en el segundo, así que eso nos hizo saltar a la tercera ubicación".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia