El emblemático arquero e ídolo de River Plate, Amadeo Carrizo, de 89 años, fue víctima ayer de un violento intento de asalto en el barrio porteño de Villa Devoto, en el cual recibió una fuerte golpiza de parte de un delincuente.
El hecho se produjo en la casa de su hija, cuando ambos se encontraban detenidos en su auto particular y fueron sorprendidos por un asaltante.
"Estaba la barrera baja y una persona armada le dio un culatazo en la boca y lo dejó sangrando", explicó su nieto Agustín, en declaraciones periodísticas.
El familiar detalló que "como quería que se bajara del coche, (el delincuente) le dio otra trompada en la mejilla izquierda, pero cuando se levantó la barrera se ve que se asustó y salió corriendo".
Tras los golpes recibidos, Amadeo Carrizo fue trasladado al hospital Zubizarreta, donde recibió cuatro puntos de sutura en la boca, y luego fue dado de alta.
"Fue una desgracia con suerte, no le robaron nada, pero estamos con mucha bronca por lo que pudo haber pasado. Es una persona grande y no se merece ese trato", agregó su nieto.
Amadeo Carrizo fue uno de los arqueros más innovadores de la historia del fútbol argentino y brilló defendiendo el arco de River durante 20 años (1948-1968) y el de la Selección nacional.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia