Se acabó el tiempo del descanso en Central Norte. El presidente Héctor De Francesco volvió a tomar las riendas del club luego de un breve receso (una semana), tras la eliminación del equipo en el Federal B.
El dirigente comunicó con Pedro Rioja y llegó a un acuerdo para que continúe en el cargo, además de recibir la lista de refuerzos que había dejado el técnico para afrontar el próximo torneo. Allí apareció el nombre de Mariano Maino, por enésima vez, además de otros jugadores que ya pasaron por el club.
De Francesco, quien en principio había puesto a disposición su renuncia, la cual fue rechazada, regresó y comenzó a tomar decisiones. Si bien sus pares dirigenciales tuvieron comunicación con Rioja, fue el titular cuervo el que terminó de convencer al DT quien regresará desde Bolivia, donde reside, la próxima semana, para comenzar a trabajar en el armado del nuevo plantel.
Rioja recurrió a la tranquilidad en el vecino país apenas se truncó el sueño del ascenso para evaluar en frío su continuidad, algo que finalmente se concretó, aunque resta una reunión con los dirigentes para pulir detalles.
Eso sí, el DT pidió condiciones, mantener la base del plantel y dejó una lista de refuerzos.
En ese borrador surgieron varios nombres conocidos, pero el que más sobresale es, sin dudas, el de Mariano Maino, quien jugó la temporada pasada en Unión Villa Krause.
El arquero, que también jugó en el santo tras haber dejado Central en el 2013, es requerido por el entrenador y fue uno de los pilares de aquel equipo que logró el ascenso en el 2010.
Además de Maino, Rioja también pidió al Gringo Emanuel Martínez, a Fabio Giménez y Mario Campos.
El regreso del Gringo Martínez es casi imposible porque el defensor tiene un año más de contrato en Alvarado de Mar del Plata (Federal A). De todos modos, hasta ayer, ningún dirigente ni nadie del club cuervo se había comunicado con este jugador.
El caso de Campos también es difícil de sortear ya que se fue en malos términos con el actual presidente y podría ser retenido por Juventud, su actual club.
Lo de Fabio Giménez tampoco es fácil porque la dirigencia que maneja el fútbol de Gimnasia y Tiro aún no lo declaró prescindible.
De este modo, Central Norte comienza a reorganizarse para el próximo torneo, cuya fecha de inicio aún no está confirmada.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia