La modelo Wanda Nara, esposa y representante del delantero Mauro Icardi, aseguró que el jugador "se quedará en el Inter" a pesar de la controversia que mantuvo con los barras del club, mientras que el técnico holandés Frank De Boer opinó que sus "actitudes son negativas para todos".
Tras la polémica desatada entre Icardi y los habituales ocupantes de la Curva Norte del Inter por un capítulo de la autobiografía del futbolista que hacía referencia a una vieja pelea que sucedió en 2015, Nara expresó hoy: "Metánselo bien en la cabeza, Mauro no dejará el club".
En declaraciones al diario Corriere della Sera, la modelo señaló que "Mauro no se irá del Inter, se queda cien por cien" y aclaró que la multa que le aplicó el club a su esposo por sus declaraciones "representa un pequeño porcentaje de su salario mensual".
"Los diarios hablaron de cifras exageradas, pero no es así; además, pedirá que sea donada a entidades benéficas", indicó la representante de Icardi, al tiempo que consignó que en la cuenta Facebook del jugador "han llegado innumerables mensajes de solidaridad".
Inter volverá a jugar como local mañana por la Liga de Europa y se estima que el delantero argentino volverá a vivir un clima hostil en su contra tal como sucedió el pasado domingo en la derrota con Cagliari, donde falló un penal.
En vísperas de ese cotejo, el entrenador De Boer subrayó que la situación de Icardi "fue negativa para todos; ciertas distracciones no deben existir. Nada que provenga de afuera debe influir en nuestro rendimiento, todos deben concentrase en nuestro futuro y evitar este tipo de cosas", según la web tuttomercato.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia