El suizo Stanislas Wawrinka, número tres del mundo, dio un nuevo golpe y conquistó este domingo por primera vez el Abierto de tenis de los Estados Unidos al vencer en la final al serbio Novak Djokovic, máximo favorito y defensor del título, por 6-7 (1-7), 6-4, 7-5 y 6-3 tras tres horas y 57 minutos, para alzar su tercer título de Grand Slam en la misma cantidad de finales jugadas, luego de ganar Australia en el 2014 y Roland Garros en el 2015.
El sorprendente Wawrinka volvió así a frustrar en una final a Djokovic, tal como lo hizo en la definición del Abierto de Francia el año pasado. Además, logró su undécimo triunfo consecutivo en una final y alzó el decimoquinto título de su carrera profesional.
Hasta hace pocos años considerado un jugador talentoso pero inestable, Wawrinka, quien en los cuartos de final había eliminado al argentino Juan Martín Del Potro, ratificó la impresionante evolución lograda en una fase avanzada de su carrera y ya posee en sus vitrinas tres de los cuatro títulos grandes del circuito, debido a que solo le resta ganar el Abierto de Inglaterra, en Wimbledon.
Además, el suizo obtuvo un oro olímpico en dobles en los Juegos de Pekín 2008 y la Copa Davis 2014, junto a su compatriota Roger Federer, máximo ganador de títulos de Grand Slams.
Djokovic, en cambio, no pudo alzar su decimotercer título de Grand Slam y el tercero en el US Open, donde defendía la corona que había obtenido en el 2015.
El número uno del mundo, quien había llegado a la final favorecido por la lesión de tres de sus seis rivales, continúa atravesando una fase irregular de la temporada.
Tras lograr el ansiado título en Roland Garros, último Grand Slam que le faltaba en sus vitrinas, el balcánico quedó rápidamente eliminado en Wimbledon y en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.
En el US Open, al que llegó con algunos problemas físicos en la muñeca y el codo, estuvo lejos de su mejor versión, más allá de su acceso a la final y de su tradicional espíritu combativo.
El serbio terminó el partido de ayer agotado y deshilachado; la imagen contraria fue el indestructible Wawrinka, fortalecido después de todos los obstáculos que superó en el torneo, incluyendo un partido de tercera ante el británico Daniel Evans en el que salvó un match point.


El camino de Wawrinka
Stan Wawrinka (SUI/N.3) 1ª rd: a Fernando Verdasco (ESP) 7-6 (7/4), 6-4, 6-4
2ª rd: a Alessandro Giannessi (ITA) 6-1, 7-6 (7/4), 7-5
3ª rd: a Dan Evans (GBR) 4-6, 6-3, 6-7 (6/8), 7-6 (10/8), 6-2
4ª rd: a Illya Marchenko (UKR) 6-4, 6-1, 6-7 (5/7), 6-3
CF: a Juan Martin del Potro (ARG) 7-6 (7/5), 4-6, 6-3, 6-2
SF: a Kei Nishikori (JPN/N.6) 4-6, 7-5, 6-4, 6-2
F: a Novak Djokovic (SRB/N.1) 6-7 (1/7), 6-4, 7-5, 6-3

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia