Nicolás Sánchez fue la figura de Los Pumas, en la gran victoria sobre Irlanda por 40 a 23 que siginificó la clasificación a las semifinal del Mundial de Rugby de Inglaterra.
El partido del tucumano fue perfecto con 23 puntos, producto de cuatro conversiones y cuatro penales. Pero, en pleno trabajo de posesión del equipo argentino, Sánchez larga varios golpes que podrían haber tenido como destino un jugador de Irlanda. Si esto llega a confirmarse será sancionado y se perdería, como mínimo, la semifinal contra Australia.
La organización del certamen lo citarían luego de analizar la jugada con las cámaras que tomaron la imagen.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia