Tras sortear una esquiva racha de casi seis meses sin convertir en forma oficial con la camiseta de Gimnasia y Tiro, Leandro Zárate se sacó la mufa y recuperó la memoria al convertir ayer por segundo partido consecutivo, un crédito de confianza que él, de quien todos esperan la rúbrica de su contrato de renovación, necesitaba más que nadie para burlar aquella tendencia esquiva e inflarse de confianza individual, más aún en la previa del clásico con un rival al que muy bien supo amargar en otras temporadas.
La Chancha abrió el cerrojo de San Jorge a los 23' del segundo tiempo con un furioso cabezazo (antes había avisado con un testazo que reventó el caño) y fue una amenaza constante por su injerencia en ataque y su particular viveza para poner en aprietos en más de una ocasión a la defensa del expreso verde.
Tras la victoria consumada, Zárate se refirió al valor del triunfo y al esperado duelo salteño del que se hablará en toda la semana. "Es muy importante para nosotros mantener la racha, de a poco el equipo que pretendemos comienza a aparecer y vulneramos a un rival difícil, que nos complicó. Ahora se viene el clásico y es un aliciente llegar de esta forma a un partido tan especial, será sin dudas un partido aparte, más allá de cómo lleguemos. Nosotros tenemos que seguir así", manifestó la Chancha. Por su parte, Franco Flores, el más destacado de la victoria del albo, espetó: "Hace un mes atrás la historia era diferente y hoy estamos disfrutando, esto es fruto del esfuerzo colectivo del grupo".

¿Quién va a ganar el clásico s...

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia